Dentro de nuestro Examen Visual Completo, se incluye esta prueba, que nuestras optometristas realizarán con la ayuda de un tonómetro.
Con este aparato, a través de un ligero soplido totalmente indoloro para el paciente, conoceremos el valor de la presión intraocular.

Una detección precoz puede evitar pérdidas graves de visión porque la hipertensión, sin presentar síntomas visibles, puede afectar al nervio óptico. Por ello te recomendamos que realices exámenes visuales completos de forma periódica.